¿Ganas tú, gano yo, o ganamos los dos?

 

Necesito que vengas aquí y te quedes aunque yo te diga que no, aunque mi cabeza escupa un sin fin de argumentos, yo los llamo los falsos negativos, como si de un test de embarazo se tratase. Necesito que me quites el abrigo, el cual ha empezado a oprimir, desabrocha los botones uno a uno, con cuidado por favor, intenta no atascarlos. Hazte la idea que vienes para quedarte para siempre e intenta que yo también lo perciba. No es que no quiera poner nada de mi parte, pero es que me es difícil confiar en alguien, así que tu a lo tuyo no te pares, despacio pero seguido, desatascando, muchas veces tendrás que echar 3 en 1, pero te invito a que lo hagas, aunque yo chirríe y te cante las cuarenta, tu nada, a lo tuyo. Habrán momentos que las cremalleras corran más deprisa y parecerá que todo va “viento en popa y a toda vela” pero te aseguro que no será así. será más difícil de lo que tu y yo imaginamos. Será ese todo imperfecto pero que tiene algo de encanto. vamos a intentar no cerrar lo poco que ya has abierto y seguir trabajando hasta el final. De eso se trata no? de nunca parar, de siempre estar al 100%. te aviso que me encapricharé por ti, pero eso ya es típico en mi, espero que tu lo hagas por mí, espero que el engranaje encaje a la perfección y que siempre pises el embrague para no hacer daño.

Espero tanto de ti que me asusta no poner nada de mí.

IMG_0204

 

 

 

Anuncios